brebis-lacaune

LA HISTORIA

La historia

Hay que remontar a 1070, tiempo de los Carolingios, para encontrar la primera mención Roquefort en los textos. Al final de la Edad Media, el Roquefort empieza su conquista de las llanuras meridionales (Toulouse, Marseille, Montpellier). Desde el Siglo XV, Carlos VI de Francia confiere a los habitantes de Roquefort el monopolio del afinado y transforma las bodegas en un lugar protegido. Carlos VII de Francia reconoce un privilegio a los habitantes de Roquefort, “este terroir donde ni cepa, ni grano de trigo crecen”. En 1666, el fallo del Parlamento de Toulouse condena a los mercantiles de falso Roquefort. En el siglo de las Luces, el filósofo Diderot concede al Roquefort el título de rey de los quesos. En el Siglo XIX, numerosos informes de ambajadores y cónsules señalan que el Roquefort, tanto como el Champagne, participa a la reputación de Francia en Estados-Unidos.

El Siglo XX lleva al Roquefort hacia su notoriedad internacional. En 1925, Roquefort es el primer queso reconocido de Apelación de Origen. En 1951, la Convención Internacional de Stresa confirma la Apelación de Origen al nivel internacional. Hoy, la apelación Roquefort beneficia de un reconocimiento europeo en calidad de Apelación de Origen Protegida, y de una definición precisa de las condiciones de producción a través los decretos de Apelación del 22 de enero 2001 y del 17 de mayo 2005.

LA LEYENDA

La leyenda

Se dice que un pastor enamorado, para seguir una pastora, habría olvidado pan y queso de oveja en una gruta del Combalou. Cuando volvió más tarde en este lugar, les descubrió cubiertos de moho. Probó el queso y le estuvo rico. Así, nació el Roquefort. El hombre preserva este arte y mantiene esta tradición en lo más profundo de sus bodegas, y cada vez, el milagro se cumple. De todos los quesos, el Roquefort es uno de los más rafinados.

 

Alice RICARD, agricultora en Hermilix, cuenta la leyenda

MARCA COLECTIVA

Marca colectiva

Logo roquefort - oveja roja

En 1930, la Confederación General de los Productores de Leche de Oveja y los Industriales de Roquefort crearon la marca colectiva « Brebis Rouge » (la oveja roja), para notificar a los consumidores que todos los controles de calidad, y de forma más general, las condiciones previstas para el uso de la Apelación de Origen « Roquefort » fueron rigurosamente observados.

Desde entonces, esta marca confederal fue registrada en más de 80 países. Puede reconocerla sobre todos los embalajes de Roquefort.

 

REGLEMENTACIÓN

Reglementación

  • Logo roquefort oveja roja y Logo Apelación de Origen Controlada

 

El Instituto Nacional de Origen y Calidad (INAO - Institut National de l'Origine et de la Qualité) ejerce un control sobre la Apelación de Origen Controlada (AOC). La AOC garantiza una relación estricta entre un terroir, un producto específico y el arte de los hombres. El Roquefort es una  Apelación de Origen desde 1925 y una Apelación de Origen Protegida desde 1996.

 

 

 

Decret_du_17_05_2005.pdf

El Decreto del 17 de mayo 2005

99 K

Reglement_du_14_05.pdf

El Reglamento de aplicación del 14 de mayo 2001

86 K

Decret_du_22_01.pdf

El Decreto del 22 de enero 2001 relativo al AOC Roquefort

102 K